Interiorismo

El objetivo era crear un concepto cálido, moderno y con personalidad propia.

Se ha intentado buscar la cercanía con el cliente a través de la personificación del producto, dándole nombre propio para crear un personaje con una filosofía clara y significativa.
El uso de materiales clásicos, básicos en su estado más natural, nos ha aportado ese toque de calidez y autenticidad, pero dando un giro en el uso y la aplicación, conseguimos darle al espacio un aire moderno. La construcción por capas de diferentes materiales ha dado lugar a texturas cálidas en contraposición con estampados planos y geométricos.

Todo esto recubierto por una estructura retroiluminada que recorre todo el local, integrando toda la comunicación y servicios y convirtiéndose en el hilo conductor del local. Esto nos aporta dinamismo y se convierte en un reclamo que junto con los colores y la gráfica, crean una imagen de marca fácilmente identificable.